miércoles, 3 de octubre de 2007

DIARIO DE UN VIAJE

· 2 de Julio de 2007;

Un poco antes de las nueve de la mañana llegamos al aeropuerto del Prat preparados para embarcar a las 11:45 hacia Milán (Milano). Allí facturamos todo nuestro equipaje, iba con mis padres, y recorrimos todas las tiendas de las que dispone el aeropuerto esperando la salida del vuelo. Hasta las 13:30 no salimos de Barcelona.
En el avión, de la compañía Alitalia, nos dieron de comer y de postre una galleta que estaba muy buena (aún guardo el envoltorio).
Al llegar al aeropuerto de Milán-Malpensa me sorprendí al ver la forma del aeropuerto, parecía un árbol con ramas. Al ir a las cintas para recoger las maletas no las encontrábamos, y es que se habían equivocado con el nombre y estaban saliendo por otra cinta.
Allí nos estaba esperando un hombre para llevarnos al hotel que estaba en el centro de Milán. Y una vez que ya habíamos dejado el equipaje al hotel fuimos al metro y nos dirigimos hasta la plaza del Duomo.
Es la plaza más conocida de Milán y allí está la catedral (Il Duomo) y hay una galería, llamada Vittorio Emanuel II, con tiendas carísimas como por ejemplo: Prada, Louis Vuiton, Christian Dior,…
Desde allí fuimos hacia el castillo de los Sforza y después volvimos hacia la plaza pero entonces nos desviamos hacia el teatro de la Scala.
Cenamos algo por allí la plaza y nos fuimos otra vez hacia el hotel porque estábamos muy cansados de todo el viaje.



· 3 de Julio de 2007;

Nos levantamos muy pronto, desayunamos en el hotel y entonces nos llevaron en autobús hasta el centro otra vez. Allí nos hicieron una visita guiada y entramos en la catedral. Almorzamos en Milán y cogimos el autobús rumbo hacia Verona. A mi particularmente me gustó mucho esa ciudad porque es pequeña pero tiene de todo: anfiteatro, muchas tiendas, castillo… En la placita donde está el balcón de la Julieta también hay una estatua imitando a Julieta donde todo el mundo se hace una foto tocándole un pecho porque dicen que da buena suerte en el amor y las paredes están llenas de papeles pegados y garabatos con el nombre de la pareja o del amor de cada uno. También había un portal donde en el techo colgaba un colmillo de un elefante y al lado una plaza bastante grande con paraditas.
Cenamos en Verona y después nos dirigimos hasta nuestro hotel de Venecia.



· 4 de Julio de 2007;

Por la mañana realizamos un crucero por la laguna de Venecia (Venecia) y la guía que iba con nosotros nos dijo que cuando viéramos el campanario de San Marcos y el de Santa María como si fuese uno solo, pidiésemos un deseo, y así hice yo… ¡y se me cumplió!
Estuvimos todo el día dando vueltas por Venecia, nos subimos a una góndola, nos enseñaron como hacían el vidrio de Murano, vimos el puente Rialto, entramos en la catedral de San Marcos, visitamos el palacio de los Duches… pero lo que más me gustó, a parte de los canales, fue la tienda de Ferrari donde había expuesto un coche de F1 que pilotó Michael Schumacher, el mejor conductor de la historia de F1 y el que ha ganado más campeonatos.
Me llamó mucho la atención que, por allí las 6 o 7 de la tarde, subió la marea y la plaza de San Marco se llenó toda de agua. Al lado de la torre había una máquina que controlaba esto de las mareas y estaba apuntado todo lo que ocurría en relación al nivel del agua.
Cenamos y volvimos hacia el hotel.



· 5 de Julio de 2007;

Desayunamos y nos dirigimos hacía Padua (Padova) para visitar la basílica de San Antonio de Padua. Dentro se guardaban las reliquias de San Antonio así como su lengua, la mandíbula y huesos.
Lo que más me gustó fue una plaza que había en el centro con unos jardines muy tranquilos y bonitos.
Subimos al bus para ir a comer y continuar hasta Pisa.
Pisa estaba lleno de gente pero me gustó muchísimo y la plaza de los Milagros es muy bonita y el césped está muy limpio. EN la plaza está el baptisterio, la catedral y la magnífica Torre Inclinada. Para subir a la Torre tuve que hacer cola, ya que sólo dejan subir en turnos de 10 personas… Esto no hace mucha gracia, ya que es muy grande la Torre y 10 personas no significan nada pero bueno, lo deben hacer por seguridad o eso quiero pensar yo…
Hay muchísimas escaleras y arriba del todo se llega muy cansado pero hay muy buena vista.
Volvimos al autocar y nos dirigimos hacia Florencia, donde estaba nuestro nuevo hotel.



· 6 de Julio de 2007;


Estuvimos todo el día paseando por Florencia (Firenze) donde hay una catedral maravillosa (Santa Maria dei Fiore), fuimos al mercado de la Paja… también estuvimos en el Ponte Vecchio, donde hay muchísimas tiendas de joyería muy caras y casi entramos en la Galería de los Uffizi pero había una larga cola y entonces nos quedamos en la plaza de la Signoria donde hay la conocidísima estatua de Miguel Ángel, el David.
En esa plaza había un hombre que hacía bromas a todo el mundo y nos lo pasamos muy bien. Cenamos y volvimos hacia el hotel.



· 7 de Julio de 2007;

Nos dirigimos hacia Siena, una ciudad muy bonita con una catedral espectacular y con una plaza (plaza del Campo) donde se celebra el tradicional Palio. De allí fuimos hacia Asís, donde hay otra Basílica donde reposan los restos de San Francisco de Asís. En esa basílica se respiraba un aire muy religioso…todo el mundo estaba en silencio ¡y esto que estaba lleno de gente!
De Asís cogimos el bus hasta Roma y nos alojamos en un hotel del centro.



· 8 de Julio de 2007;


Nos levantamos muy pronto, aproximadamente a las 4, para ir hacia Nápoles (Napoli). Unos kilómetros antes de llegar ya se puede divisar el Vesubio dominando toda esa zona. Fuimos hacía Ercolano, donde está Pompeya. Estuvimos hasta las 11 paseando por las excavaciones y allí nos enseñaron los teatros, las termas, la casa de las fulanas y moldes de gente sepultada por la lava.
De Pompeya nos dirigimos hasta Nápoles para coger un ferry para ir a Capri, pero antes damos una vuelta por la ciudad (que estaba un poco sucia ya que los basureros estaban en huelga y algunos semáforos no funcionaban) y vimos una galería como la de Milano, con tiendas seleccionadas.
A las 12:10 cogemos el ferry hacia Capri.
Capri no se parece en nada a todo lo que había visitado anteriormente, es una isla que me encantó y que quiero volver.
Allí cogimos otro barco que nos dio la vuelta por la isla y vimos la Marina Grande, los famosos farallones y grutas. Almorzamos arriba al centro de la ciudad de Capri, que se llega a través de un funicular (sólo hay dos ciudades o barrios: Capri y Anacapri).
Arriba se respira un aire de mucho glamour y hay las más seleccionadas tiendas de todo el sur de Italia, ya que muchas estrellas pasan el verano en la isla. En un restaurante estaban expuestas fotos de algunos de los famosos que habían comido allí y pude ver la fotografía de Carolina de Mónaco, Maria Carey…
Por la tarde bajamos al puerto y me bañé en la playa. El agua tenía un bonito color azul que nunca había visto.
Simplemente, Capri me encantó. Cogimos el ferry hacia Nápoles y volvimos en bus hasta Roma.



· 9 de Julio de 2007;

Todo el día paseamos por Roma y por la mañana fuimos al Vaticano. Estuvimos más de 2 horas haciendo cola para entrar a los museos vaticanos pero nos dijeron que aun tuvimos suerte porque han llegado a haber colas de 4 y 5 horas. Una vez dentro vimos todas las esculturas, pinturas y frescos que hay y entramos a la fabulosa Capilla Sextina. En la Capilla no se podían hacer fotos, pero yo como soy de esa manera, lo primero que hice es hacer fotos ya que no creo que vuelva más al Vaticano… no me estoy 2 o 3 horas perdiendo tiempo otra vez.
Desde la Capilla Sixtina fuimos por un estrecho pasillo que conducía hacía la inmensa basílica de San Pedro.
Es muy hermosa y de unas dimensiones enormes. Dentro hay los restos de diferentes papas, el último que se murió no estaba expuesto aun porque sólo hay los que están canonizados, y la conocida Piedad de Miguel Ángel.
Pude ver los guardas del Vaticano (me dijeron que eran suizos), muy monos ellos…
Almorzamos en un restaurante que no se si estaba en el Vaticano o en Roma ya que desde la grandiosa plaza de San Pedro fuimos caminando por un túnel subterráneo hasta llegar al restaurante y como no tenía ventanas, me quedé con las ganas de saber donde estábamos. Ese restaurante tenía un parking bastante grande y nos cogió el bus para llevarnos hasta el centro de Roma. Allí vimos el Coliseo, la plaza España (con una escalinata que me encantó), la Fontana di Trevi, del Tritone…
Volvimos caminando hasta el hotel pasando por la plaza de la República.
Y llegamos hechos polvo de tanto caminar. Ya nos podíamos ir despidiendo…



· 10 de Julio de 2007;

Nos levantamos y fuimos al mercado que habían montado en la calle. Allí me compré pulseras, una blusa y una gorra, toda muy barato. Caminamos hacia la Termini, una estación muy conocida y volvimos porque a las 2 nos venían a buscar en un taxi para llevarnos al aeropuerto de Fiumicino, pero antes fuimos a una tienda que solamente vendían pizzas… mmmm…¡¡¡como disfruté!!!
Y ahora esta lo ‘mejor’ del viaje… nos vino a busca un taxi (tipo furgoneta) que parecía que nos quería estrellar a la primera curva que encontrase porque iba a 80 Km./h por el centro de la ciudad y pegaba cada frenazo… y por la autopista llegó a 150 Km./h y esto que era una furgoneta con 7 pasajeros…
Pero bueno, al final llegamos sanos y salvos. Buscamos la terminal, porque no nos había dicho nada, y estuvimos mucho rato haciendo cola. Una vez facturado el equipaje mis padres pasaron el control de seguridad sin problemas, pero la mujer que había le debería hacer mala pinta y me cacheó de arriba a bajo (y esto que no había pitado la máquina ni nada). Hasta me sacó un papelito que llevaba en el bolsillo… pase mucha vergüenza y encima mi padre riéndose de mi. Pero una vez pasado el control fuimos hacía la puerta de embarque y un autobús nos cogió y nos llevo hasta la pista para subir al avión por unas escaleras. La hora de salida eran las 16:15 y eran las 16:00 y el avión ya había arrancado. Me pareció muy raro porque nunca en mi vida me había subido en un avión puntual y menos antes de la hora pero no le di más importancia… ¡Hasta que llegamos a Barcelona y nuestras maletas no estaban! Sólo llegó una de las tres que llevábamos y era la que me daba igual si se perdía…
Así que fuimos a reclamar a Iberia y nos dijo que se las habían dejado al aeropuerto de Roma y que cuando llegasen que nos las enviarían a casa. Y así fue, a los 2 o 3 días nos llegaron las otras dos maletas a La Pobla de Segur.

3 comentarios:

...UrSu* dijo...

tere... que me parece que me pasado un poco y la he hecho demasiado larga...


tenlo en cuenta ee.. ¡¡¡y es real!!! no como otros que se lo inventan. xD

Sk8 or Die dijo...

joder... la mía no es que sea corta... esque lo que tu haces es...la bíblia...
ahh...y la mía no es real per algún día ya lo será

wno... que está guay la redacción

Teresa dijo...

Sí, hija, sí, ya veo que te has pasado un mucho y se nota que es real pero, la verdad es que no explicas detalles innecesarios tipo "me lavé los dientes" y sigues la narración de forma ordenada. Algunas expresiones son demasiado coloquiales seguramente porque te dejas llevar por la historia y descuidas un pelín la forma. Tienes algún error ortográfico pero me da pereza releerlo todo para irlos marcando,ya te los comentarán tus compis. ¡Ah! ahora que recuerdo, la lengua y la mandíbula también son reliquias y ya las habías incluído al emplear esta palabra.