miércoles, 28 de mayo de 2008

UN RESCATE

Eran las dos de la madrugada, estábamos yo y mi compañero en la comisaria de Mossos, haciendo guardia, cuando de repente el teléfono empezó a sonar con aquel sonido tan diferenciado de los teléfonos nuevos.
Me levanté del sofá, donde estábamos mirando una película muy interesante sobre la segunda guerra mundial, entorpecido a causa del largo rato de estar sentado en la misma posición. Cogí el teléfono y contesté con un sí largo, al otro lado del teléfono una voz áspera y aterrorizada empezó a hablar con muchísima rapidez. Me quedé perplejo y le dije que lo volviera a repetir otra vez pero más lento y claro, sin prisas.
En cuando hubo acabado la segunda explicación me quedé asustado, yo era Mosso, sí, pero sólo acumulaba un año de experiencia y no sabía que hacer en esta ocasión, se trataba de un secuestro de la hija del hombre que había llamado, de la cual pedían una recompensa de un millón de euros.
Me volví casi loco, no sabía que decirle al hombre para tranqulizarlo y entonces llamé a mi compañero de guardia, que era ya experto. El llamó a la central de Lérida y les dijo lo que había ocurrido después de tranquilizar debidamente al hombre.
Al cabo de cuatro días conseguimos que el secuestrador soltara a la niña sin tener que pagar ninguna cantidad de dinero y lo detuvimos.

2 comentarios:

Sk8 or Die dijo...

perdón, es que antes me había dicho que no se había podido colgar y ahora que lo he vuelto a colgar veo que hay dos, bueno lo siento, también el título que e puesto, que está mal, es: UN SECUESTRO

Teresa dijo...

Está muy bien, Albert, aunque tiene dos "peros" destacables:
Hay demasiadas faltas de acentuación importantes como "él" pronombre o "qué" interrogativo;y...
es demasiado corto.Así que la próxima vez, en vez de pegarlo dos veces, lo haces más largo.