jueves, 28 de febrero de 2008

Ahora debía volver a empezar...

Era una de mis mejores épocas que jamás había vivido, me había tocado un premio bastante importante en un casino, estaba recién casada, la luna de miel había sido inmejorable... Y mi gran deseo, y el de mi marido, era comprar un chalet en la costa Brava.

Al cabo de un mes de haber llegado de la fantástica luna de miel, me enteré que estaba embarazada, cosa que aun me hizo alegrar más. Estaba tan ilusionada que sólo saberlo ya lo conté a mi familia y mis amigos. Mis padres estaban muy contentos de saber que su hija mayor les haría abuelos y los suegros también.

Mi marido era representante de una famosa bodega de vinos y estaba toda la semana viajando, así que conoció a una mujer mayor, llamada Asunción, que vivía a Sant Feliu de Guíxols y cada semana la veía y le compraba productos. Con el tiempo se cogieron mucha confianza y mi marido le explicó que estábamos buscando un chalet por esa zona. La señora Asunción nos dijo que nos vendía un chalet que poseía justo al lado del mar, entre Sant Feliu y Palamós.
No nos lo pensamos dos veces, le dijimos que se lo comprábamos y empezamos a hacer los trámites correspondientes. Quedamos un día para ir al notario pero... ¡no nos lo podíamos creer! La señora Asunción había muerto un par de días antes y toda nuestra ilusión se esfumó en unos instantes cuando hablamos con su heredero y nos dijo que no vendería ese chalet por mucho dinero que le ofreciéramos.
Fue un golpe duro, ya que teníamos el dinero suficiente para pagarlo y estábamos muy convencidos de comprar ese chalet, pero esto no fue lo único que nos sucedió...

La semana después de ocurrir esto me sentía mal, tenía fiebre y me entraban unos dolores muy fuertes en el vientre y decidí ir al ginecólogo para que me hiciese una revisión.
Allí me confirmaron la terrible noticia de que había perdido el bebé que estaba esperando, y todas mis esperanzas se fueron al traste. Gracias a todo el apoyo de mi marido, familia y amigos pude salir adelante y no derrumbarme, pero ahora debía volver a empezar.

2 comentarios:

nice_marona dijo...

Jolin Ursuu
Si que es tragica tu història..
Vaya ocurrencias que tienes, no?
juju
Estoy castigada sin fotolog y sin messenger, así que comento en el blogg de cuarto que así también me comunico un poco ya que no lo pueda hacer por el fotolog.

Anda un besitoo.
Me gustaa como escribess

= )

Teresa dijo...

Tiene razón Mar cuando dice que te ha salido un poco trágica. De todas formas no me parece mal que lo sea, lo que no me gusta tanto es que es demasiado previsible, todo se ve venir demasiado.
En cuanto a las expresiones que usas, a veces, son innecesariamente largas: "Al cabo de un mes de haber llegado" puede ser "Al mes de la vuelta de..." y "hizo alegrar" debe ser "alegró"
Finalmente, la primera frase está mal escrita, debe ser "Era una de las mejores épocas que..." o "Era la mejor época que..."