lunes, 24 de septiembre de 2007

EL SILENCIO DE LA NOCHE SE ROMPIÓ SON EL SECO SONIDO DE UN DISPARO

Estábamos jugando a fútbol, cuando por fin, decidimos irnos para casa. Eran las nueve y media de la noche, una noche de invierno, helada como ninguna otra, pero yo y cuatro amigos míos habíamos salido a la pista de baloncesto que hay tres calles más arriba del bloque de pisos donde yo vivo.
La noche era oscura, era luna nueva y las estrellas se ocultaban detrás de unas nubes negras y tormentosas.
Estábamos saltando la reja que se tiene que salvar para entrar en la pista, cuando de repente se puso a llover. Unas gotas inmensas se precipitaban sobre nuestras cabezas mojándonos de arriba abajo.
Nos pusimos a correr hacia mi bloque de pisos a toda prisa.
Las aceras estaban resbaladizas y cuando ya estábamos a sólo una calle de mi bloque nos dimos cuenta de que nos habíamos dejado la pelota en la cancha, y tuvimos que volver.
César saltó la valla para recoger su pelota, iluminada al medio del campo por los focos que aún quedaban encendidos, y volvió a salir rápidamente.
Ya íbamos todos mojados hasta los huesos así que nos fuimos caminando hasta mi casa.
Pasábamos justo por el lado de la cabina de teléfono que hay en la calle de arriba cuando el silencio de la noche se rompió con el sonido de un disparo...

3 comentarios:

Sk8 or Die dijo...

estábamos jugando a baloncesto en una cancha de baloncesto, no a fútbol en una cancha de baloncesto...sorry

...UrSu* dijo...

jejejej

ay albeeert... on tens el cap???xD

a futbol en una knxa d baloncesto ee...


wno,,,la redaccio esta bastan be xo una miketa curta.. i me kedat am les ganes d sabe don a surtit el seco sonido dl disparo...xDDD



dwsssss!

Teresa dijo...

Albert:
Ya ves que te han pillado en la cancha equivocada. Por lo demás, está muy bien redactada excepto "al medio del campo" que debe ser "en medio del campo".
Coincido con Úrsula en que te ha faltado algún detalle más que aumentara la inquietud de oir un disparo.