lunes, 7 de febrero de 2011

NUEVA EN EL INSTITUTO

-Un momento de atención por favor! Os quiero presentar vuestra nueva compañera, se llama Berta. Berta cuéntanos algo de ti para que te empecemos a conocer.
- Yo antes vivía en un pueblo junto a Barcelona, se llamaba Sant Cugat, mi padre se quedó sin trabajo por culpa de la crisis, y solo con el sueldo de mi madre no podíamos estar. Entonces mi padre encontró un trabajo en una pequeña empresa que hay aquí en el pueblo de al lado, como que era una buena salida vinimos aquí, tuvimos que dejar todos nuestros amigo, la familia y la casa para empezar de nuevo en este pueblo donde no conocemos a nadie. Espero poder encajar bien entre vosotros. - En ese momento estaba muerta de vergüenza, todos estaban pendientes de yo, lo que más me tranquilizó fue que parecía que todos me miraban con atención, parecía que les interesaba lo que decía.
-Gracias por contarnos todo esto, espero que encajes bien con todos ellos- me dijo el profesor, parecía buena persona-. Ahora siéntate junto a Paula e intenta ponerte al día sobre la materia. Paula ayúdale con todo lo que puedas.
Me fui a sentarme en el lugar donde me había dicho el profesor, Paula parecía buena chica. Vestía de manera parecida a la mía, tenía un cabello largo y castaño y los ojos eran marrones muy claros. En ese momento no lo sabía, pero al cabo de un tiempo Paula se convertiría en mi mejor amiga.
Todo empezó a las dos semanas de llegar en ese colegio, aún no tenía ningún amigo, muy me habían dicho algo, pero solo por compromiso. Me sentía sola y muy triste, por eso algún día me cerraba el baño para llorar, porque si lo hacía en casa de mis padres se sentirían culpables, porqué tampoco había sido fácil para ellos empezar de nuevo.
En ese momento sentí que golpeaban a la puerta, abrí y vi que delante de mí estaba Paula, mi compañera de mesa en la clase de biología. Me preguntó que me pasaba y estuvimos charlando un buen rato, era muy simpática y agradable. Me contó que ella también había pasado por eso de cambiar de instituto y que también lo había pasado muy mal, por eso ella me entendía tan bien. Desde ese día fuimos quedando muchos días para tomar algo, dar una vuelta por el pueblo, hacer los deberes juntas ... Ya no me sentía sola, aparte de ella también había hecho otras amigas, pero no como Paula. Un día me invitó a pasar el fin de semana en su casa de campo en las afueras de la ciudad, irían sus padres, su hermano mayor y ella. A mí ir a la montaña me gustaba mucho así que les pregunté a mis padres y me dijeron que si, les caía muy bien Paula.
Nos fuimos con el coche de sus padres a las 9 de la noche, cuando su madre acabó de trabajar, llegamos bastante tarde, cenamos y nos fuimos a dormir. La casa no era muy grande, solo tenía dos dormitorios, en un dormían sus padres y en el otro Carlos, Paula y yo. Durante esa noche estuve hablando mucho rato con Carlos, no lo conocía mucho pero era muy simpático. Estuvimos todo el fin de semana juntos, durante aquellos días descubrí que Carlos no era simplemente un amigo, me gustaba mucho, pero no se lo quería decir a Paula, no quería que se enfadara conmigo porque me gustara su hermano. Lo intenté ocultar durante algún tiempo, pero aunque no nos conociéramos hacía mucho tiempo Paula me conocía muy bien y sabía que le estaba ocultando algo, al final se lo confesé, ella me dijo que ya lo suponía, porque desde hacía días sólo le preguntaba por él, quería ir siempre en su casa y le miraba de otra manera. Ella me dijo que le gustaría mucho que yo saliera con su hermano, también dijo que él también le preguntaba bastante para mí, eso me hizo saltar de alegría, ¡él se interesaba por mi! Ella me ayudó con todo lo que pudo, y al final lo consiguió, ¡consiguió que Carlos y yo saliéramos juntos!
De eso ahora ya hace 1 año, Carlos sigue siendo mi novio y Paula sigue siendo mi mejor amiga! Ahora pienso que aunque al principio pareciera la peor cosa del mundo cambiarme de instituto, ahora veo que gracias eso malo e podido conocer a estas dos personas que son muy importantes para mí, ¡he visto que cada cosa mala tiene su lado bueno!

JUDITH COLOM.

2 comentarios:

Zainab dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Teresa dijo...

Judit:
Has hecho una buena redacción y sueles hacer redacciones siempre positivas (debes ser una buena consejera). Me parece que no es la primera vez que tratas este tema, umm, no sé, da que pensar.
Tienes menos faltas aunque alguna es importante (o quizá un error al picar) como "e podido" que debe ir con "h". o un "de yo" que debe ser "de mí".