miércoles, 16 de enero de 2008

Aquel fue uno de los momentos más divertidos

La semana pasada estuve de campamento en un pueblecillo cercano a la Seu d'Urgell. El pueblo es muy pequeño y apenas viven 40 personas pero es muy bonito y esta muy bien conservado. Yo estaba con otras 2 amigas y 15 personas más de diferentes lugares de Catalunya. Por la mañana íbamos a un pantano que había muy cerca del pueblo y por las tardes a un pueblo cercano donde había unas piscinas municipales con un extenso jardín. Allí conocimos a un grupo de 2 chicos y 3 chicas con los que congeniamos muy bien. Tenían la nuestra edad y eran muy abiertos, así que planeamos una gamberrada para hacer el último día de campamento...
Ellos nos ayudaron a gastar una broma a nuestros guías durante la última noche.

Desde el primer día sabíamos que la última noche haríamos bivac y que sería en la plaza del antiguo colegio así que se lo contamos a nuestros amigos del pueblo y nos dijeron que ellos podían comprar cosas y que nosotros lo podríamos preparar, así que esto hicimos.
Les dijimos que nos comprasen un spray para el cabello de color verde y uno de nata montada...
y ya os podéis imaginar lo que queríamos hacer... ¡Si, si! Cuando llegó la noche los guías nos habían preparado un juego muy divertido pero que nos cansamos mucho, así que les dijimos que queríamos irnos a dormir que estábamos muy agotados, aunque verdaderamente lo que queríamos era guardar energía para más tarde.
Y así hicimos, nos fuimos a dormir todos haciendo ver que estábamos cansadísimos y los guías se lo creyeron y ellos también se durmieron muy rápido.
Pero claro, todos estábamos durmiendo en la plaza dentro de sacos de dormir... ¡más fácil no lo teníamos para llevar a cabo nuestro plan!
En torno a las 4 de la noche mi amiga y yo (éramos las encargadas de llevar a cabo la magnífica obra) nos levantamos, mi amiga cogió el spray verde y pintó la cabeza de los 2 guías... a mi me tocaba el spray de nata, y así lo hice.
A las 6 cuando comenzó a salir el sol todos nos despertamos y al ver las pintas que nos llevaban los guías...
¡Fue muy divertido y hasta ellos al verse el uno al otro se pusieron a reír! Y encima lo mejor era que allí no teníamos agua y llegaron al pueblo caminando con restos de nata por la cara y el cabello pintado de verde jejej.


¿Y a que no sabéis quién los estaba esperando para verlos?

Nuestros amigos del pueblo, que nos habían ayudado a comprar los sprays, con cámaras de fotos para inmortalizar ese momento y poder recordarlo en cualquier instante.


3 comentarios:

...UrSu* dijo...

Tere =)

No me pongas falta por escribir Catalunya con NY eeh... xD

nice_marona dijo...

dice: no me pongas falta por escribir NY... P*** ursuu!
jaja

vaya vaya aquí no comenta ni Diós.
está muy bien tu redacción

Teresa dijo...

Úrsula:
Hay alguna otra falta más grave que la de Catalunya pero queda compensado porque son pocas.
La redacción está muy bien, ordenada, con un léxico muy adecuado y encima divertida y con final sorpresivo. Aunque sea con mucho retraso ¡felicidades por tu travesura y tu redacción!